Acceso

  • El ingreso para el público en general es por calle Cumming s/n o por la antigua entrada principal. Entrada liberada.
  • Horario

  • El Parque está abierto de lunes a domingo de 10 a 19 horas (horario de invierno).
  • Visitas Guiadas

  • Martes, miércoles y viernes a las 12, 14 y 16 horas horas previamente concertadas vía contacto.
  • cómo llegar / servicios / más información
Inicio » Primera Línea » Centro de Documentación

Centro de Documentación

El PCdV se define como una institución de mediación cultural. Valga el riesgo de precisar el concepto de institución: un complejo social que concentra en su funcionamiento modos de conducta legitimados por una comunidad específica.

Es preciso insistir en la mediación como producción de dinámicas interrogativas, ya que no se justifica una visita sino en función de las dinámicas que permite desencadenar.

A propósito de lo anterior, se plantea como parte del aparato de mediación del PCdV la instalación de un Centro de Documentación y archivo para la historia de los movimientos sociales locales. No es usual que durante diez años en una ciudad haya habido iniciativas desde la sociedad civil que se levantaron para sostener una dinámica de dissenso que ha resultado ejemplar. Sin embargo, teniendo como eje de organización del Centro de Documentación la década de intervención de la ex cárcel, es necesario incorporar no solo la historia de la cárcel como tal, sino señalar el registro de las acciones que pondrán en función el Parque. Esto se plantea en el entendido de que este núcleo será tan solo la plataforma inicial para una historia de los movimientos sociales porteños en el curso del siglo XX en general.

Para montar una figura semejante, que pudiera satisfacer algunos de los objetivos aquí propuestos, se requiere de la formulación de un proyecto estrictamente acotado que permita entablar negociaciones con entidades universitarias regionales susceptibles de organizar y coordinar actividades relacionadas con docencia e investigación. Esta fase –la de investigación y docencia- es un objetivo a alcanzar en un mediano plazo. Lo primero que hace un centro de documentación para validarse en nuestro medio es articular el trabajo de archivo con la constitución de un centro de documentación sobre los movimientos sociales locales. Luego viene la edición de libros, la producción de catálogos y la organización de seminarios, destinados a asegurar una masa crítica desde la cual sea posible sostener un espacio dedicado a desarrollar la investigación y la docencia como actividades específicas.

Esta opción por la memoria de los movimientos sociales debe sostener una actividad que trabaje la superación del déjà-vu histórico, como si fuera una repetición ilusoria en que todo es concebido como si estuviera sucediendo en este momento por primera vez, como la copia de un “original” que nunca existió. La memoria de los movimientos sociales debe dar curso a un trabajo que rescate  la memoria de la saturación inmovilizante que “pacta” a su antojo con los agentes de olvido. Esta situación se desarrolla como investigación sobre un pasado activo, pero se ve redoblada por una iniciativa destinada a entrelazar lo posible con lo real. Pero es lo real que proviene de las potencialidades que sostienen la existencia del Parque Cultural de Valparaíso como un dispositivo que produce una memoria del porvenir.